Proalianza Consultores S.A.


Max Gregorcic: ahora debe informar Interpol


 


Max Gregorcic: ahora debe informar Interpol


El ex financista sigue detenido en Chile. Se le negó una fianza hasta tanto se sepa si hay pedidos de captura internacional.
Eduardo Luis Ayassa eayassa@losandes.com.ar

Max Gregorcic continúa detenido en la Penitenciaría de Santiago de Chile. Su aprehensión se concretó el martes 11, a media mañana, cuando personal de Investigaciones lo fue a buscar a su domicilio en calle Antonio de Pastrana, de Vitacura. Según confiaron fuentes tribunalicias "nadie puede anticipar cuánto tiempo más permanecerá en el penal". La Justicia espera ahora un informe de la Interpol.
La razón de esta demora es que la Corte de Apelaciones de Chile le negó la libertad, bajo una fianza de 500 mil pesos chilenos (1.130 dólares), que le había dado la jueza Cecilia Venegas Vázquez, titular del 34° Juzgado del Crimen de Santiago, donde recayó esta nueva causa, anticipada en exclusivo por Los Andes en su edición de ayer.
El expediente que se está tramitando gira bajo el número Rol 41-2007, siendo el abogado Marcelo Onetto Bertín, quien impulsó la causa. Precisamente al ser consultado, vía telefónica, desde su estudio en calle Providencia, el profesional confió que "hoy la causa está en etapa de sumario, es decir en plena investigación por lo cual, por ahora, es secreta. Esto nos ha impedido cotejar el caso en profundidad".

"Está procesado"

Sin embargo fue contundente al aclarar que "Max Gregorcic está procesado (Encargado Reo, según el Código Penal de Chile), resolución que consideramos muy importante". En otras palabras el Tribunal hoy estima que "existen presunciones fundadas acerca de la existencia de un delito", en este caso tipificado como estafa. Reiteró que se trata de un monto superior a los 100 mil dólares, aclarando que desde el Juzgado consideran que "el grado de participación que le ha correspondido al procesado en este caso es el de autor".
La demanda fue entablada por Cristina Orozco, una mujer argentina que se vio estafada hace 6 años después de que Max la invitara a "invertir" en aquel país. Tras dilaciones y evasivas, nunca pudo recuperar su dinero.

El viejo penal

Max ya conoció esta Penitenciaria. Fue en mayo del año pasado, cuando se lo detuvo por falta de pago de unos cheques. En aquella oportunidad estuvo sólo un par de días, recuperando la libertad después de comprometerse -ante el Juzgado- a "un arreglo extrajudicial" y que al parecer cumplió.
Hoy la situación es diferente. Max lleva 15 días de detención, sólo puede recibir visitas los lunes y comparte el encierro en una celda con otros 15 detenidos. Precisamente un periodista trasandino identificó la cárcel -la más antigua de Santiago- como que está en "muy malas condiciones. Ahí los presos conviven con chinches, pulgas y garrapatas. La alimentación es la común de cualquier cárcel: mala, debiendo compartir los baños que se encuentran en condiciones deplorables", concluyó su informe.
Max, como es normal, ingresó al sector primario de este penal, ubicado sobre la calle 1, en la zona más vieja de la capital chilena.
La pregunta que todos (familiares, demandantes y profesionales) se hacen es cuánto tiempo más se podrá mantener esta situación y la respuesta sólo la tiene Interpol, organismo que deberá responder sobre la existencia de pedidos de captura internacional, como el impulsado, desde Mendoza, por el juez Marcos Pereira, cuando se conoció su paradero -en noviembre de 2006- y reflotó las causas que lo tuvieron como imputado en 1987.
Ahora, con la respuesta de la Policía de Investigaciones en las manos, los integrantes de la Corte resolverán su situación, que por ahora tiene como destino más cercano el juicio.

Fuente: Diario Los Andes


Tags


marcelo onetto    abogado    penal    querella    criminal    sistema procesal penal   

Redes Sociales



      


       



Proalianza Consultores S.A. © 2004 - 2017  |  Administración  |  versión 3.0.2 ßeta

 A.W.H.